FANDOM


Aviso Importante La información de esta página es parte de una historia ucrónica, por favor, no la tomes en serio ni la uses como referencia. Si quieres conocer la realidad, visita el artículo correspondiente en Wikipedia.

Andrés F Córdova

El primer ministro Fernández de Córdova.

Andrés Fernández de Córdova (Cañar, 8 de mayo de 1892-Quito, 3 de octubre de 1983), fue un jurista y político ecuatoriano, escogido como el vigésimoquinto primer ministro de su país, cargo que ejerció entre 1968 y 1971.

Biografía Editar

Andrés Fernández de Córdova y Nieto nació el 8 de mayo de 1892 en la ciudad de Cañar, provincia de Azuay, siendo hijo del abogado cuencano Andrés Fernández de Córdova y Cobos, y Javiera Nieto y Serrano. Quedó huérfano de padre a los dos años y siete meses de edad, a los 10 se trasladó a Cuenca para proseguir sus estudios. Fue primo del también primer ministro Gonzalo Fernández de Córdova.

Jurista eminente, sobre todo en lo penal y constitucional, político sagaz, casuista y componedor, recibió el don de conversar, disfrutar de la vida y ser un catedrático universitario muy ameno. Ocupó con brillo la escala del servicio público desde portero-amanuense a primer ministro del Reino.

Carrera política Editar

Aunque militó inicialmente en el liberalismo, sus ideas cuadraban cada vez más con la socialdemocracia, por lo que en 1951 participó en la creación del Partido Popular del Ecuador junto a otros políticos conservadores y liberales de línea populista (Velasco Ibarra, Larrea Jijón), movimiento que se calificaba a sí mismo como una nueva visión del centro, menos elitista que los progresistas que por entonces se encontraban en el poder con el primer ministro Galo Plaza Lasso, V marqués de Amaguaña.

Tras el fracaso del primer Gobierno populista de Velasco Ibarra, que fue depuesto en 1959, así como de su sucesor Larrea Jijón, que terminó el periodo en 1960, el partido terminó debilitándose durante los siguientes ocho años. En las elecciones internas de 1967 Fernández de Córdova se convirtió en líder de los populistas, que gracias a su figura de intelectual y político limpio hasta ese momento, comenzaron a recuperar simpatía y sorpresivamente lograron convertirse una vez más en la primera fuerza legislativa durante las elecciones parlamentarias de 1960.

El triunfo populista significó el ascenso de Fernández de Córdova al Primer Ministerio y, siguiendo el protocolo, fue elegido y juramentado como Jefe de Gobierno en la primera sesión de la nueva legislatura, el lunes 30 de enero de 1961, al día siguiente se presentó ante al rey Alfonso I, quien le dio el beneplácito para comenzar su jefatura de Gobierno de manera inmediata.

Gobierno del Primer Ministerio Editar

Su administración tendió a fortalecer el Primer Ministerio, así como a un control cuidadoso del orden público, mejorando para ello el equipo y la formación de la Policía Nacional que facilitaría la represión a los líderes de oposición y cualquier manifestación popular contraria al régimen. Sin embargo, una amplia maquinaria propagandística, típica del populismo, mantenía contentos a los simpatizantes y neutrales a los indecisos.

A finales de 1970, Fernández de Córdova comenzó la revisión y control estricto de los contratos petroleros, lo que, sumado a la revocatoria de la entrega de tres mil hectáreas a la californiana Texaco, comenzó a crear incertidumbre por la posible nacionalización de toda la producción hidrocarburífera, como se temía también en Zulia y Venezuela. En septiembre de 1971 el Partido Liberal le quitó el apoyo legislativo que había conseguido el año anterior, lo que desencadenó una serie de eventos de índole político que debilitaron la figura del Primer Ministro y su partido.

En medio de la llamada Guerra Fría, en la que la política internacional de los regímenes se hallaba sujeta, con rigidez extrema, a las confrontaciones e intereses del mundo bipolar liderado por un Estados Unidos capitalista y la Rusia comunista, el 4 de noviembre de 1971 Fernández de Córdova recibió al líder comunista cubano Fidel Castro. En el discurso de bienvenida el Primer Ministro exteriorizó su admiración por el proceso revolucionario castrista, al que calificó de una valentía y convicción que debían ser rescatados. Este hecho se contraponía con la política de la mayor parte de países del continente, que apoyaba a Estados Unidos.

Ante todos los antecedentes en la industria petrolera y la política internacional de Fernández de Córdova, al que se sumaba el descontento de una parte importante de la población, el 15 de diciembre de 1971 los militares efectuaron un golpe de estado que sorprendió al Primer Ministro en la residencia oficial del Palacio del Ejido, desde donde fue trasladado al Aeropuerto para ser exiliado a Panamá. El comandante general Guillermo Rodríguez Lara asumió el poder en nombre de las Fuerzas Armadas y proclamó una revolución nacionalista.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.