FANDOM


Aviso Importante La información de esta página es parte de una historia ucrónica, por favor, no la tomes en serio ni la uses como referencia. Si quieres conocer la realidad, visita el artículo correspondiente en Wikipedia.

Banco Central de Ecuador

Edificio del Banco Central de Ecuador, La Alameda.

El Banco Central de Ecuador es el organismo del Estado ecuatoriano que actúa como banco central nacional, emisor de la moneda conocida como sucre y regulador de la política monetaria del país.

Historia Editar

El proceso de la creación de un banco nacional emisor en Ecuador inició a mediados de 1850 con la llegada al país del llamado Consejo de Hacienda, un grupo de expertos economistas franceses y españoles convocados por el rey Antonio I para estudiar el estado fiscal del país y recomendar opciones para mejorarlo. Casi un año más tarde emitieron un informe de la precaria situación y las posibles medidas que se debían tomar para encaminar la nación hacia el desarrollo, documento seguido casi a rajatabla por los siguientes veinte años, con un resultado magnífico.

Entre las recomendaciones se encontraban la creación de una moneda nacional bien regulada, respaldada con el patrón oro para evitar emisiones sin valor real, y la creación de un banco central emisor y regulador. Esta parte del proyecto económico del Consejo de Hacienda causó el malestar de la banca privada guayaquileña, que hasta ese momento había sido la encargada de imprimir las notas de crédito (billetes), por lo que los debates en el Parlamento Nacional fueron bastante acalorados.

Finalmente, y pese a los contratiempos, en abril de 1852 el legislativo aprobó el plan y emitió las leyes necesarias para ponerlo en marcha, naciendo así el Banco Central de Ecuador y la nueva moneda conocida como sucre. Una pequeña asignación presupuestaria inicial le permitó al nuevo organismo adquirir maquinaria moderna en Inglaterra para la acuñación de modeda fraccionaria, así como para enviar a imprimir los nuevos billetes de 1, 5, 10, 50 y 100 sucres en el Banco de Inglaterra.

La Ley Orgánica del Banco Central del Ecuador establecía su creación como una compañía anónima, autorizada durante 50 años para emitir dinero, redescontar a tasa fija, constituirse en depositaria del Gobierno y de los bancos asociados, administrar el mercado de cambios y fungir de agente fiscal. Debido a que las funciones de la nueva institución estaban íntimamente ligadas a los derechos soberanos del Estado y al interés público, el Gobierno estaba llamado a participar en su administración.

Uno de los primeros retos del Banco Central fue el de recoger toda la información sobre el monto total de los medios de pago emitidos por los bancos particulares hasta ese momento, además de autorizar provisionalmente la circulación de estos mismos billetes, vigilando que no entraran en circulación nuevos lotes. El 18 de octubre de 1852 se dispuso que estas instituciones entreguen al Banco Central el respaldo en oro y plata de sus respectivas emisiones, que en total sumaban diez millones seiscientos mil sucres.

A mediados de 1853 llegaron las acuñadoras, que fueron instaladas en el traspatio del Palacio Arzobispal y empezaron a producir monedas de plata de 1, 5, 10, 20 y 50 céntimos, así como la de 1 sucre que se producía también en plata y con un peso específico. Desde el 1 de enero de 1854 empezó el llamado año de transición monetaria, en el que la nueva moneda oficial conviviría con las antiguas notas de crédito bancarias mientras se realizaba el proceso de canje. Los bancos locales fueron los encargados de realizar este trabajo, pues el BCE no contaba aún con sucursales fuera de Quito.

Sedes Editar

Inicialmente el Banco Central de Ecuador alquiló el traspatio del Palacio Arzobispal, en el corazón de la ciudad de Quito, donde en 1853 fue instalada la maquinaria para acuñar monedas que había sido adquirida en Inglaterra. Algunas oficinas funcionaban también en este espacio, pero los despachos de los principales funcionarios se encontraban en la Casa Ribera, que alquilaba la institución en la misma manzana.

Tras los terremotos de 1868, que aunque sucedieron en Imbabura terminaron afectando gravemente varios edificios de la ciudad de Quito, se decidió la construcción de una sede propia para el Banco Central en el sector de La Alameda, que contaría además con modernas cámaras de seguridad para almacenar el oro que respaldaba la emisión de la moneda. Este edificio, construido por el arquitecto danés Thomas Reed e inaugurado en 1873, continúa en uso hasta la actualidad para fines administrativos y es el despacho del Presidente del Banco.

Entre 1941 y 1946 se construyó la Casa de la Moneda en el sector de Turubamba, por aquel entonces a las afueras de la capital por el sur, y allí se trasladaron las maquinarias y las cámaras de seguridad de almacenaje de oro. El edificio, que constituye uno de los más seguros del país, continúa siendo usado para los mismos fines hasta la actualidad.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.