FANDOM


Biblioteca Nacional de Ecuador

Edificio de la Biblioteca Nacional.

La Biblioteca Nacional de Ecuador es una institución autónoma encargada del depósito del patrimonio bibliográfico y documental de la nación ecuatoriana. Se dedica principalmente a reunir, catalogar y conservar fondos bibliográficos para luego difundirlos por diferentes medios.

Actualmente la BNE (que es su acrónimo oficial) custodia alrededor de tres millones de publicaciones producidas en territorio nacional desde mediados del siglo XIX, entre los que se encuentran libros, revistas, mapas, grabados, dibujos, partituras y folletos.

Su sede principal se sitúa en la avenida Orleans, entre Canadá y Oregon, en el barrio Alameda del distrito Ciudad Nacional. Además, desde 1946 posee una segunda sede en el campus de la Universidad Pública de San Lorenzo.

Historia Editar

Biblioteca Nacional (1885)

Postal con la imagen de la Biblioteca Nacional, distribuida en 1885.

La actual Biblioteca Nacional tiene su origen en la del Colegio Máximo San Ignacio de Loyola, que regentaba en Quito la Compañía de Jesús durante gran parte de la época colonial, y que se encontraba en el ala oriental de su Convento. Tras la expulsión de los jesuitas de todos los territorios españoles, y con los fondos de la misma orden, en 1792 se creó la Real Biblioteca Pública de Quito dirigida por el prócer Eugenio Espejo.

Con la independencia del país y su incorporación a la Gran Colombia en 1822, la Real Biblioteca Pública siguió funcionando sin la consideración de Real. En 1830, tras la separación de la República del Ecuador, pasó a tener consideración de nacional. Todo este tiempo seguía funcionando en el ala oriental del antiguo convento jesuita, convertido en Universidad Central del Ecuador (posteriormente Universidad Pública de Quito).

En 1853, tras la instauración de la monarquía y las reformas de la Ley de Libertad de Estudios emitida por Antonio I, la biblioteca pasó a depender directamente de la Universidad Pública de Quito por encontrarse en su edificio. Es en esta época que sus fondos comenzaron a crecer gracias a la orden de que toda publicación hecha en el país debía reservar veinte copias para el acervo nacional, que serían distribuidas a diferentes bibliotecas del territorio.

En 1859 una pequeña parte del acervo fue destruido por un terremoto que azotó la ciudad ese año, por lo que los fondos restantes fueron trasladados a los bajos del Palacio de Carondelet mientras se reconstruía el inmueble afectado. En 1861 se decidió su traslado al nuevo edificio del Museo Nacional, por lo que pasó a depender de esa institución por un periodo de treinta años.

Finalmente, en 1871 se comenzó a planificar la construcción de una sede propia en la misma zona de La Alameda, del distrito Ciudad Nacional, obra que estuvo a cargo del arquitecto danés Thomas Reed y a donde se trasladó desde 1876, y permanece hasta la actualidad con las ampliaciones de las alas laterales (1916) y el pabellón posterior (1941). Simultáneamente se le brindó autonomía institucional, que le permitía disponer de un presupuesto exclusivo y manejar sus políticas sin injerencia de terceros.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.