FANDOM


Aviso Importante La información de esta página es parte de una historia ucrónica, por favor, no la tomes en serio ni la uses como referencia. Si quieres conocer la realidad, visita el artículo correspondiente en Wikipedia.

Palacio Urbina-Jado

Palacio Urbina-Jado, propiedad insigne del Condado en la zona de El Ejido (Quito).

El título le fue otorgado en 1855 por el rey Antonio I a José María Urbina y Sáenz de Viteri (1804-1891), quien en su calidad de Ministro de Guerra había demostrado una eficaz dirección de las tropas en la Primera Guerra Ecuatoriano-Peruana de ese año, en la que además se puso en la línea de fuego y obtuvo la victoria para el Reino.

El título fue posteriormente heredado por el primogénito de la familia, José María Urbina Jado (1857-1900), que se convirtió en el segundo Conde. Sin embargo, y aunque tuvo algunos hijos ilegítimos con empleadas de sus haciendas, la falta de descendencia legítima a su muerte en 1900, hizo que el título y la herencia fuera reclamada por su hermano menor, Francisco.

La incursión de Francisco Urbina Jado (1859-1926) en el negocio de la banca, primero ganando experiencia en otras instituciones como el Banco de Quito, en el que llegó a ser uno de sus más eficaces gerentes, sumado a la gran herencia que recibió de su hermano José María, le permitieron fundar el prestigioso Banco Andino en 1902. Esta institución, convertida en una de las más prósperas de la banca ecuatoriana y sudamericana, llevó a los Urbina-Jado a convertirse en una de las familias más poderosas del continente.

Ese mismo poder le permitió al siguiente conde, José Francisco de Urbina-Jado y Sarasti (1894-1966), emparentar con la familia real de Luisiana mediante su matrimonio con la princesa Ana Francisca de Bonaparte-Luisiana y Breton, hija menor del rey Napoleón II, quien además les confirió el título de Duques de Bleuchamps, vinculado a los Urbina-Jado desde entonces.

Sucesión Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.