FANDOM


Aviso Importante La información de esta página es parte de una historia ucrónica, por favor, no la tomes en serio ni la uses como referencia. Si quieres conocer la realidad, visita el artículo correspondiente en Wikipedia.

Cuenca

Panorámica de la ciudad de Cuenca.

Cuenca es una ciudad ecuatoriana ubicada en la Sierra sur del país, constituye la capital de la provincia de Azuay y la tercera urbe más poblada del país después de Quito y San Lorenzo. Su población urbana es de 1.524.100 habitantes, que alcanzan 1.976.000 en el área conurbada conocida como Gran Cuenca, que incluye localidades aledañas como Tarqui, Chilcapamba, Déleg, Azogues, Paute y Gualaceo.

La ciudad es conocida por bien conservadas áreas históricas del centro y alrededores, que constan en la lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO, destacando sus monumentales iglesias, elegantes mansiones, así como las exclusivas quintas y palacetes ubicados a las orillas de los ríos Machángara y Yanuncay, y las casas colgadas de las peñas en la ribera oriental del segundo.

Posee una moderna zona financiera con altos rascacielos en el distrito Totoracocha, donde se encuentran las sedes de las principales compañías regionales de alcance global, como la productora de licores Zhumir o la farmacéutica Azmed, cuyas fábricas se encuentran precisamente a las afueras de la ciudad. A pesar de estas nuevas construcciones, levantadas sobre todo desde la década de 1970, Cuenca ha sabido conservar ese encanto de ciudad histórica que mueve su también millonaria industria turística.

Historia Editar

Auge quininero Editar

Entre 1850 y 1885 Cuenca se convirtió en el centro de la industria quininera ecuatoriana, caracterizada por la explotación del árbol de Quina, de cuya corteza se extrae la quinina que se usó en la industria farmacéutica para tratar la malaria y otras enfermedades tropicales que las potencias europeas necesitaban para sus incursiones en el sudeste asiático.

La ciudad fue el laboratorio de domesticación de la quina, donde se experimentó con la mayor parte de las 21 diferentes especies conocidas del árbol, teniendo éxito con al menos ocho de ellas, que se comenzarían a producir en las estribaciones de la Cordillera Occidental. Entre la ola de migrantes que llegaron hacia las zonas productoras, también hubieron comerciantes e inversionistas, sobre todo alemanes y británicos, que se establecieron en los centros urbanos como Cuenca y Loja desde la década de 1870.

En 1850 Cuenca contaba con una población estimada de 25.000 habitantes, que diez años después ascendía a 50.000, y para 1880 ya sumaba 220.000. La cara de la ciudad cambió con la llegada de arquitectos, sobre todo italianos, que construyeron sedes para las compañías quineras, mansiones para los hacendados y fábricas a las afueras. Aparecieron los primeros hoteles (Grand Hotel Azuay, Hotel Cuenca, Hotel París), teatros (Teatro Provincial, Teatro Yanuncay), el célebre Casino del Tomebamba y se empedraron la mayor parte de las calles para hacerlas carrozables.

A partir de 1865 comenzaron a aparecer las primeras farmacéuticas como Azmed, que producían medicamentos contra varias enfermedades tropicales. La bonanza también significó el establecimiento de otras industrias complementarias, como fábricas de instrumentos agrícolas, químicas, textileras y un sin número de otras ramas que pronto convirtieron a Austrasia en el motor de la economía ecuatoriana y una de las regiones más ricas del continente.

Los ferrocarriles australes Editar

Una de las consecuencias más importantes de la Fiebre de la Quinina fue la proyección de una línea férrea entre Cuenca y Guayaquil, que interesaba al Gobierno para transportar de manera rápida y efectiva el producto de las haciendas productoras hasta el puerto para su exportación. En 1855 se hicieron estudios topográficos, y al año siguiente se llamó a concurso universal de oferentes, llegando a recibir alrededor de diez propuestas.

En 1857 se anunció como ganadora a la Austro-French Quinine Railway Ltd, un consorcio de productores cuencanos representados por el Conde de Sanahuín, y los empresarios franceses Jean-François Cail y Ferdinand de Lesseps, quienes comenzarían la construcción a inicios de 1858. La primera locomotora ingresó a la ciudad de Cuenca el 14 de septiembre de 1863, convirtiéndose en todo un acontecimiento en el que los ciudadanos veían al tren como su primera conexión directa y rápida con el mundo exterior.

Posteriormente, en 1868 la Austro-French Quinine Railway Ltd solicitó permiso para construir un nuevo ferrocarril de 120 kilómetros entre Cuenca y Gualaquiza, en la provincia de Sangay, que se había convertido en una importante zona de expansión de la producción de quinina. Los trabajos de la vía iniciaron en junio de 1869, y terminaron con la inauguración oficial el 17 de octubre de 1873. La capital azuaya se había convertido así en un importante nudo de comunicaciones entre la Costa, la Sierra y la Amazonía.

Economía Editar

Cuenca es sede de algunas de las más importantes empresas del país, como la farmacéutica Azmed, el Grupo Eljuri de multiservicios, el grupo licorero Zhumir, el Banco del Azuay, el Grupo Coral de supermercados, y la compañía textil Toquillazuay.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.