FANDOM


Aviso Importante La información de esta página es parte de una historia ucrónica, por favor, no la tomes en serio ni la uses como referencia. Si quieres conocer la realidad, visita el artículo correspondiente en Wikipedia.

La Dama de Honor de la Reina es un cargo palaciego honorario de la Oficina de la Casa Real de Ecuador. Su función principal consiste en acompañar a la Reina consorte ecuatoriana únicamente durante los eventos de Estado, y por ello no recibe remuneración alguna, lo que permite a la Consorte elegir su séquito libremente.

HistoriaEditar

Tras la instauración de la monarquía en en 1847, y la llegada al país de la reina Luisa Fernanda de Borbón en 1848, esta organizó su propia Casa de acuerdo a los ceremoniales español y francés que conocía, por lo que uno de los cargos creados fue precisamente el de Dama de Honor.

El cargo originalEditar

Las Damas de Honor, cuyo número era ilimitado, tenían como su principal obligación el de acompañar y entretener a la Reina Consorte durante sus paseos, salidas y horas de ocio en general. No estaban subordinadas a ninguna otra persona en Palacio, pues eran mujeres de la alta nobleza, pero sí se les transmitía los deseos de Su Majestad mediante la Dama Mayor.

Se trataba de las personas de mayor cercanía a la Reina, a menudo parientes o sus mejores amigas, que tenían acceso total a los aposentos de la Consorte. De entre ellas se escogían a la Dama Mayor, que dirigía la Casa de la Reina y a menudo era la de mayor antigüedad; y a la Directora del Guardaropa. Todas colaboraban estrechamente para que las apariciones de la Reina fuesen perfectas, por lo que creaban un ambiente muy íntimo en el que la Consorte se sentía cómoda y en confianza.

Las Damas de Honor entraban de servicio cada ocho días, y aunque no residían en Palacio, sí tenían una habitación para estar allí a las horas que indique la Reina, así como un asiento en la llamada mesa del Ministro de la Casa Real, para cuando avisaban que se quedarían a comer, misma que compartían con los otros altos cargos de la Corte.

Después de la muerte del Rey, la Consorte pasa a tomar el título de Reina viuda o Reina madre, y como tal su séquito se reducía de manera automática a las Damas que estuvieren en funciones en ese momento, sin poder ser reemplazadas a futuro.

El puesto desde 1975Editar

Cuando el rey Álvaro I ascendió al trono tras la muerte de su padre en 1975, su esposa Amalia de Habsburgo-Orleans decidió reestructurar su Casa de acuerdo a los tiempos modernos, suprimiendo varios puestos cortesanos y dando nuevas funciones a otros. Entre esos cambios se suprimieron las Damas de Palacio y se limitó a seis el número de Damas de Honor, manteniendo su cargo igualmente solo de manera ceremonial.

Las Damas de Honor actuales no deben acompañar diariamente a la Reina, sino que hacen apariciones únicamente en actos oficiales y de protocolo. Sin embargo, al tratarse del círculo íntimo de la Consorte, por lo general acuden a Palacio con bastante regularidad.

Damas de Honor de la Reina Consorte Editar

Monarca Nombre Inicio Final
Luisa Fernanda de Borbón
Luisa Fernanda
Mercedes Jijón de Vivanco
duquesa consorte de Aramburú
1848 1870
Francisca de Maldonado y Zaldumbide
IV marquesa de Lises
1848 1857
Joaquina Guerrero y Dávalos
VII condesa de Selva Florida
1848 1874
María Josefa Donoso de la Carrera
marquesa consorte de San José
1848 1892
Leonor Pareja y Arteta
marquesa consorte de Casa Fiel
1848 1860
María Dolores Quijano y Chiriboga
marquesa viuda de Villa Orellana
1848 1889
María de Larrea y Bou
I baronesa de Bou
1849 1878
Virginia Klinger Serrano
V marquesa consorte de Selva Alegre
1849 1890
Rosario Pérez Pareja
marquesa consorte de Miraflores
1850 1897
María de los Ángeles Caamaño y Cornejo
marquesa consorte de Puná
1852 1879
Leonor Klinger Serrano
condesa consorte de Angla
1870 1897
Elvira Flores de Aramburu y Jijón
baronesa consorte de Catarama
1878 1897
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.