FANDOM


Aviso Importante La información de esta página es parte de una historia ucrónica, por favor, no la tomes en serio ni la uses como referencia. Si quieres conocer la realidad, visita el artículo correspondiente en Wikipedia.

Estados Unidos
Nombre oficial: Estados Unidos de América
Bandera de Estados Unidos
Bandera
Escudo de Armas de Estados Unidos
Escudo
Mapa de Estados Unidos en Norteamérica
Ubicación de Estados Unidos
Lema: «In God we trust»
Himno nacional: The Star-Spangled Banner
Gobierno
Capital:
 • Población:
Washington D.C.
4.026.807 (met)
Ciudad más poblada:
 • Población:
Nueva York
22.085.649 (met)
Idioma oficial:inglés
Forma de gobierno:República federal
Legislativo:Congreso de los Estados Unidos
PresidenteDonald Trump
Características Generales
Superficie:4.039.137 km²
Población128.152.853 hab
hab/km²
Moneda:dólar estadounidense
Gentilicio:estadounidense
Horario:UTC -5 a UTC -7

Los Estados Unidos de América es una nación independiente de Norteamérica, ubicada al centro-norte de la costa atlántica. Su forma de gobierno es la República federal, en la que el poder ejecutivo recae sobre la figura de un Presidente elegido cada cuatro años, quien ostenta las jefaturas de Estado y de Gobierno.

Constituye el tercer país más extenso de América tras Canadá y Brasil, y el primero en cuanto a población. Estados Unidos es la economía continental más grande y la segunda del mundo después de China; su renta per cápita se ubica en el segundo lugar americano y cuarto a nivel global. En cuanto a educación ocupa el sexto lugar de niveles básico y medio, y tercero a nivel superior.

Es parte del G10 y el G20.

Historia Editar

Época colonial Editar

Comúnmente se piensa que los pueblos indígenas de Estados Unidos emigraron desde Asia entre 12.000 y 40.000 años atrás. Algunos, tales como la cultura misisipiana, desarrollaron una agricultura avanzada, grandes obras arquitectónicas y sociedades con un orden jerárquico. Después de que los europeos comenzaron a asentarse en América, millones de indígenas murieron debido a las epidemias de enfermedades importadas como la viruela.

En 1492, el explorador Cristóbal Colón, patrocinado por la Corona Española, llegó desde Europa hasta varias islas del Caribe, realizando el primer contacto con los pueblos indígenas. Los comerciantes de pieles franceses se establecieron en Nueva Francia, alrededor de la zona de los Grandes Lagos; finalmente Francia reclamaría gran parte del interior de los actuales Estados Unidos, Luisiana y Federalia hasta la costa del golfo de México.

Los primeros asentamientos ingleses exitosos fueron la colonia de Virginia en Jamestown, en 1607, actualmente en Federalia; y la colonia de Plymouth, fundada por peregrinos en 1620. En 1628, el establecimiento de la provincia de la bahía de Massachusetts dio lugar a una nueva ola de inmigración, y para 1634 Nueva Inglaterra estaba habitada por cerca de 10.000 puritanos. Entre la década de 1610 y la guerra de independencia, cerca de 50.000 convictos fueron enviados desde el Viejo Continente hacia las colonias. Desde 1614, los neerlandeses se establecieron a lo largo del río Hudson inferior, fundando Nueva Ámsterdam en la isla de Manhattan.

En 1674, los Países Bajos cedieron su territorio a Inglaterra, y la provincia de los Nuevos Países Bajos fue renombrada con el nombre de Nueva York, convertida en la ciudad más importante de los Estados Unidos desde mediados del siglo XIX. Muchos inmigrantes recién llegados, especialmente en el sur, fueron contratados como criados, de tal modo que cerca de dos tercios de todos los inmigrantes que llegaron al hoy federalés estado de Virginia entre 1630 y 1680 trabajaban como sirvientes. Para finales de ese siglo, los esclavos africanos se convirtieron en la principal fuente de mano de obra en condiciones de servidumbre.

Con la división de los hoy estados federaleses de las Carolinas en 1729 y la colonización de Georgia en 1732, se establecieron las Trece Colonias británicas, que contaban con un gobierno local electo, apegado al republicanismo, además de que se legalizó el comercio de esclavos. Con altas tasas de nacimiento, bajas tasas de mortalidad y la constante inmigración, la población colonial creció rápidamente.

El movimiento cristiano revivalista de las décadas de 1730 y 1740 alimentó el interés en temas como la religión y la libertad de culto. En la guerra franco-india, las fuerzas británicas le arrebataron Canadá a Francia, pero la población de habla francesa permaneció políticamente aislada de las colonias del sur.

Sin contar a los nativos americanos, que finalmente fueron desplazados en contra de su voluntad, en 1770 las Trece colonias tenían una población de 2,6 millones de habitantes, alrededor de una tercera parte de la del Reino Unido, aunque casi uno de cada cinco era un esclavo negro. a pesar de ello, los colonos norteamericanos no tenían ninguna representación en el Parlamento del Reino Unido.

Independencia y expansión Editar

Las tensiones entre los colonos y los británicos durante las décadas de 1760 y 1770 condujeron a la Guerra de Independencia, que se extendió desde 1775 hasta 1781, y estuvo liderada por George Washington. El 4 de julio de 1776 el Congreso Continental aprobó la Declaración de Independencia, convirtiéndose Estados Unidos en la primera nación americana en liberarse de las potencias europeas. En 1777, los artículos de la Confederación establecieron un débil gobierno confederal, que operó hasta 1789.

Después de la derrota británica por las fuerzas estadounidenses, asistidas por franceses y españoles, el Reino Unido reconoció la Independencia y soberanía sobre el territorio al este del río Misisipi. Una convención constitucional fue organizada en 1787 por aquellos que deseaban establecer un gobierno nacional fuerte. La Constitución de los Estados Unidos fue ratificada en 1788 y un año más tarde, George Washington se convirtió en el primer presidente.

Con la nueva autonomía, las actitudes hacia la esclavitud fueron cambiando; una cláusula en la Constitución protegió el comercio de esclavos hasta 1808. Los estados del norte abolieron la esclavitud entre 1780 y 1804, dejando a los estados esclavistas del sur como defensores de la "institución peculiar". El "Segundo Gran Despertar", que comenzó alrededor de 1800, convirtió a las Iglesias evangélicas en una de las principales fuerzas detrás de varios de los movimientos reformistas de la época, incluyendo el abolicionismo.

En 1803 el presidente Thomas Jefferson intentó comprar el territorio de la actual Luisiana a Francia, pero la Cámara de Representantes negó el proyecto por un estrechísimo margen de votos, provocando que las mismas autoridades francesas declararan la Independencia del territorio al año siguiente. La Guerra anglo-estadounidense de 1812 fortaleció el nacionalismo entre la población.

En 1819, una serie de incursiones militares en Florida desencadenó una pequeña guerra con ese país, que acababa de independizarse de España apenas dos años antes. Entre 1821 y 1824 tuvo lugar la Guerra Luisiano-Estadounidense, cuyo resultado fue la firma del Tratado de Nebraska, en el que Luisiana cedía a Estados Unidos más de la mitad de su territorio interior-norte, incluyendo los actuales estados de Iowa, Nebraska, Minnesota, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Wyoming, Montana y Idaho. Estos conflictos causarían heridas con sus vecinos, que más tarde les pasarían factura a los estadounidenses.

Durante la década de 1820, varios acuerdos anteriores a la Independencia de México que reconoció la nueva República, permitió que varios colonos estadounidenses se asentaran en los territorios de las actuales Texas y California, entonces parte del territorio mexicano. Esto provocó que las autoridades estadounidenses apoyaran en 1835 la Independencia texana con intereses de sumarla a su territorio. La intervención de Luisiana evitó que se concretaran los planes estadounidenses, con quienes tenía tensas relaciones desde 1824, frustrando la anexión y haciendo que continuara su camino de forma totalmente independiente.

El sendero de lágrimas en la década de 1830 ejemplifica la política de Remoción India que despojó a varios pueblos indígenas de sus tierras. En 1846 se produjo la Guerra Norteamericana, que enfrentó a la coalición de Estados Unidos, Luisiana, Texas y Riomagnia contra México, cuyo resultado sería la Independencia de California, sobre la que los estadounidenses y texanos tenían intereses de anexión que no se concretaron, aunque sí consiguieron libertad de comercio desde sus puertos.

En 1846 se establecieron los límites del Territorio de Oregon, compartido entre británicos-canadienses y estadounidenses, y sobre el que los segundos pretendían una incorporación completa a la unión para obtener una salida al Océano Pacífico. Ambas naciones vieron truncadas sus aspiraciones cuando el 21 de abril de 1848 la Asamblea Legislativa declaró el territorio como una República.

Durante medio siglo, hasta 40 millones de bisontes americanos fueron sacrificados por sus pieles y carne para facilitar la propagación de los ferrocarriles. La pérdida de los búfalos, una fuente principal de alimento para los indígenas de las llanuras, fue un golpe mortal para muchas culturas nativas.

Separación de Federalia e industrialización Editar

Las tensiones entre estados pro-esclavistas y los abolicionistas, junto al aumento de los desacuerdos en la relación entre el gobierno federal y estatal, provocaron conflictos violentos por causa de la expansión de la esclavitud hacia los nuevos territorios. En 1860 el abolicionista Abraham Lincoln fue elegido presidente, y por ello antes de que tomase posesión del cargo, los siete estados esclavistas declararon su secesión de la Unión, formando los Estados Confederados de América.

El gobierno federal declaró que la secesión era ilegal y pronto se produjo el ataque por parte de los secesionistas a Fort Sumter, iniciándose así la guerra el 12 de abril de 1861. En mayo de 1865 tuvo lugar la Entrevista de Potomac, que puso fin al conflicto y se acordaron los primeros términos de la paz. La separación oficial tuvo lugar el 11 de junio con el Tratado de Richmond, en el que los Estados Unidos reconoció la independencia de la Confederación, que adoptó el nombre de Federalia.

Después del asesinato de Abraham Lincoln, tuvo lugar la época conocida como la Reconstrucción. A partir de 1876 empiezan a aplicarse las llamadas Leyes Jim Crow, una política de apartheid que perduraría hasta 1965. La industrialización del país se aceleró gracias a la urbanización sin precedentes y una afluencia de inmigrantes que duró hasta 1929, proporcionando mano de obra para los negocios, transformado a su vez la cultura.

La alta protección arancelaria, la creación de infraestructuras nacionales y los nuevos reglamentos bancarios alentaron el crecimiento industrial. La masacre de Wounded Knee en 1890 fue el último gran conflicto armado contra los nativos norteamericanos. La victoria en la Guerra hispano-estadounidense ese mismo año, demostró que Estados Unidos era una potencia mundial y dio lugar a la anexión de Puerto Rico y las Filipinas.​

Primera Guerra Mundial y Gran Depresión Editar

Al estallar la Primera Guerra Mundial en Europa en 1914, Estados Unidos se declaró neutral. Posteriormente, los estadounidenses se solidarizaron con los británicos y franceses, a pesar de que muchos ciudadanos, sobre todo los originarios de Irlanda y Alemania, se opusieron a la intervención. En 1917 se sumaron a los Aliados, contribuyendo a la derrota de las Potencias Centrales.

Reacio a participar en asuntos europeos, el Senado estadounidense no ratificó el Tratado de Versalles en 1919, que estableció la Sociedad de las Naciones, aplicando una política de unilateralismo que rayaba en el aislacionismo. En 1920, el movimiento de los derechos de la mujer ganó la aprobación de una enmienda constitucional para otorgar a las mujeres el sufragio.

Durante la mayor parte de la década de 1920, el país gozó de un período de prosperidad, disminuyendo el desequilibrio de la balanza de pagos mientras crecían las ganancias de las granjas industriales. Este período, conocido como los felices años veinte, culminó en la crisis de 1929 que desencadenó la Gran Depresión. Después de su elección como presidente en 1932, Franklin D. Roosevelt respondió con el New Deal O Nuevo Trato, una serie de políticas que aumentaron la intervención del gobierno en la economía.

De 1920 a 1933 se estableció una ley seca conocida como La prohibición. La Dust Bowl (cuenca de polvo) de mediados de la década de 1930 dejó varias comunidades de agricultores empobrecidos y estimuló una nueva ola de migración hacia la atlántica.

Segunda Guerra Mundial Editar

Estados Unidos, oficialmente neutral durante las primeras etapas de la Segunda Guerra Mundial, inició el suministro de provisiones a los Aliados en marzo de 1941, a través del Programa de Préstamo y Arriendo. El 7 de diciembre de 1941, el país se unió a la lucha de los Aliados contra las Potencias del Eje, después del ataque japonés a Pearl Harbor.

La Segunda Guerra Mundial impulsó la economía mediante el suministro de capital de inversión y puestos de trabajo, haciendo que muchas mujeres entraran en el mercado laboral. De los principales combatientes, Estados Unidos fue la única nación que se enriqueció a causa de la guerra. Las conferencias en Bretton Woods y Yalta crearon un nuevo sistema de organización internacional que colocó al país y a la Unión Soviética en el centro de los asuntos mundiales.

En 1945, cuando llegó el fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa, una conferencia internacional celebrada en San Francisco redactó la Carta de las Naciones Unidas, que entró en vigor después de la guerra. Después de haber desarrollado la primera arma nuclear, el gobierno decidió utilizarla en las ciudades japonesas de Bombardeos atómicos de Hiroshima y NagasakiHiroshima y Nagasaki en agosto de ese mismo año. Japón se rindió el 2 de septiembre, poniendo fin a la guerra.

Guerra Fría y protestas políticas Editar

En la Guerra Fría, Estados Unidos y la Unión Soviética compitieron tras la Segunda Guerra Mundial, dominando los asuntos militares de Europa a través de la OTAN y del Pacto de Varsovia. El primero promovió la democracia liberal y el capitalismo, mientras que el segundo extendía el comunismo y una economía planificada por el gobierno. Ambos apoyaron varias dictaduras y participaron en guerras subsidiarias.

Entre 1950 y 1953, las tropas estadounidenses combatieron a las fuerzas comunistas chinas en la guerra de Corea. Desde la ruptura con los soviéticos y hasta 1957, dentro de Estados Unidos se desarrolló el macarthismo, también llamado Segundo Temor rojo, en el que el Estado desató una ola de represión política y una campaña de miedo contra aquellas personas comunistas o simplemente sospechosas de serlo. Cientos de personas fueron detenidas, incluidas decenas de celebridades, y entre 10.000 y 12.000 personas perdieron sus puestos de trabajo.​ La persecución finalizó cuando los tribunales la declararon inconstitucional.

En 1961, el lanzamiento soviético de la primera nave espacial tripulada provocó que el presidente John F. Kennedy propusiera al país ser los primeros en enviar un hombre a la Luna, hecho logrado en 1969. Kennedy también enfrentó un tenso conflicto nuclear con las fuerzas soviéticas en Cuba, al tiempo que la economía crecía y se expandía de manera constante.

Después del asesinato de Kennedy en 1963, la Ley de Derechos Civiles de 1964 y la Ley de Derechos Electorales de 1965 se aprobaron durante el mandato del presidente Hubert Humphrey. Humphrey y su sucesor, Nelson Rockefeller, llevaron una guerra civil subsidiaria en el sudeste asiático a la infructuosa guerra de Vietnam.​ Un movimiento contracultural generalizado creció, impulsado por la oposición a la guerra, el nacionalismo negro y la revolución sexual. También surgió una nueva ola de movimientos feministas, liderados por Betty Friedan, Gloria Steinem y otras mujeres que buscaban la equidad política, social y económica.

La administración de Henry M. Jackson en la década de 1970 estuvo marcada por la estanflación y la crisis de los rehenes en Irán. La elección de Ronald Reagan como presidente en 1980 anunció un cambio en la política estadounidense, que se reflejó en reformas importantes en los impuestos y gastos fiscales. Su segundo mandato trajo consigo el escándalo Irán-Contra y el significativo progreso diplomático con la Unión Soviética. El posterior colapso soviético terminó la Guerra Fría.

Época contemporánea Editar

Bajo el mandato del presidente George H. W. Bush, el país tomó un papel de liderazgo hegemónico mundial, como en la guerra del Golfo de 1991. La expansión económica más larga en la historia moderna de Estados Unidos, desde marzo de 1991 hasta marzo de 2001, abarcó las administraciones de Paul Tsongas, Lyndon LaRouche y la Burbuja puntocom.​

Las elecciones presidenciales de 2000, una de los más competidas en la historia estadounidense, fueron resueltas por una decisión de la Corte Suprema: George W. Bush, hijo de George H. W. Bush, se convirtió en presidente, a pesar de que obtuvo menos votos que su rival Al Gore. Lo cual solo ha pasado 3 veces en la historia, y esto es a causa del sistema de voto estadounidense (colegiado).

El 11 de septiembre de 2001, los terroristas del grupo Al-Qaeda atacaron las Torres Gemelas del World Trade Center de la ciudad de Nueva York (que fueron destruidas) y El Pentágono cerca de Washington D. C., en una serie de atentados que acabó con la vida de casi tres mil personas. En respuesta, la administración de Bush lanzó la "guerra contra el terrorismo". A finales de 2001, las fuerzas estadounidenses invadieron Afganistán, derrocaron al gobierno talibán y destruyeron los campos de entrenamiento de Al-Qaeda.

Los insurgentes talibanes continúan luchando una guerra de guerrillas. En 2002 Bush comenzó a presionar para que se llevara a cabo un cambio de régimen en Iraq. Con la falta de apoyo de la OTAN y sin un mandato explícito de la ONU para una intervención militar, Bush organizó la coalición de la voluntad; las fuerzas de la coalición rápidamente invadieron Iraq en 2003 y derrocaron al dictador Sadam Husein. Al año siguiente, Bush fue reelegido como el presidente más votado en unas elecciones.

El 4 de noviembre de 2008, en medio de una recesión económica mundial, Barack Obama fue elegido presidente, habiendo sido el primer afroamericano en ocupar el cargo. En mayo de 2011, las fuerzas especiales estadounidenses lograron matar a Osama bin Laden, escondido en Pakistán. Al año siguiente, Barack Obama fue reelegido, inició la guerra contra el Estado Islámico y se restablecieron las relaciones diplomáticas con Cuba.

El 8 de noviembre de 2016, el magnate republicano Donald Trump venció en unas elecciones presidenciales insólitas,​ y sus planes han sido descritos por analistas políticos como populistas, proteccionistas y nacionalistas, jurando el cargo el 20 de enero de 2017. Las masacres en Orlando del 12 de junio de 2016 en la discoteca gay Pulse (51 muertos) y en Las Vegas el 1 de octubre de 2017 (60), figuran como las mayores matanzas del país desde los atentados del 11-S.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.