FANDOM


Aviso Importante La información de esta página es parte de una historia ucrónica, por favor, no la tomes en serio ni la uses como referencia. Si quieres conocer la realidad, visita el artículo correspondiente en Wikipedia.
Felipe I de Quebec

Felipe I de Quebec.

Felipe I de Quebec (París, 24 de agosto de 1838 - Quebec, 8 de septiembre de 1894) fue el primer rey de Quebec, país que gobernó durante cuarenta y dos años, entre 1852 y 1894. Por nacimiento fue, además, el príncipe heredero de Francia hasta 1848, cuando una revuelta popular obligó a abdicar a su abuelo, el rey Luis Felipe I.

Tras la caída de la monarquía, Felipe continuó usando el título de conde de París que le había otorgado su abuelo al momento de nacer, y se convirtió en el primer pretendiente Orleanista al trono de ese país. Su posterior ascenso al trono quebequense significó también el nacimiento de la Casa Real de Breton.

Biografía Editar

Louis Philippe Albert d'Orléans nació el 24 de agosto de 1838 en París, siendo el primero de los dos hijos habidos entre los entonces príncipes herederos de Francia: Fernando Felipe, duque de Orleans y de Chartres, y la princesa alemana Elena de Mecklemburgo-Schwerin. Su padre murió en 1842, por lo que Felipe se convirtió en el heredero de la Corona con apenas cuatro años de edad. Sin embargo, solo seis años más tarde una revuelta popular depondría al rey Luis Felipe I y aboliría una vez más la monarquía francesa.

Aunque en los días posteriores a la abdicación de su abuelo hubo intentos de colocarlo a él en el trono bajo la regencia de su madre, el plan no fructificó, por lo que sus partidarios desistieron y la Familia Real abandonó el país para exiliarse en Inglaterra, mientras se proclamaba la Segunda República Francesa.

Propuesta del trono de Quebec Editar

Depués de la Guerra de Independencia del Bajo Canadá en 1839, ese territorio norteamericano de habla francesa se había constituido en la República de Quebec, que durante sus primeros años de existencia debió enfrentar varios intentos británicos de recuperar el poder, así como hacer frente a la continua intervención de Estados Unidos, que por su apoyo a la Independencia se sentía con derecho de opinión sobre los asuntos internos.

Para los quebequenses, fuertemente ligados a la cultura francesa, la noticia de la caída del rey Luis Felipe I despertó sentimientos monárquicos en una parte de los ciudadanos. En 1850 se formó el Partido Monárquico, liderado por Louis-Joseph Papineau, que buscaba el cambio del sistema presidencial por una monarquía constitucional, y que se convirtió en la más importante oposición al gobierno del entonces presidente Thomas Storrow Brown.

Una revuelta popular de los monarquistas logró deponer a Storrow y colocar a Papineau en el poder, que inmediatamente convocó a una nueva Asamblea Constituyente para transformar el sistema republicano por la monarquía. En abril de 1851 se ofreció la Corona a un adolescente Felipe de Orleans, que por entonces contaba con trece años y debido a su edad era bastante manipulable, pudiendo alargar el periodo de Papineau en el poder a través de un Consejo de Regencia que éste compartiría con la princesa Elena de Mecklemburgo-Schwerin.

Una comisión oficial del Gobierno quebequense viajó hasta Inglaterra para hacer la propuesta al abuelo y la madre del candidato, que tras varios meses de pensar, analizar la positiva experiencia de Antonio de Orleans como rey de Ecuador desde 1848, y consultar con la reina Victoria del Reino Unido, aceptaron el 5 de septiembre de 1851. Para hacerlo Felipe y su hermano Roberto debieron renunciar a sus derechos al trono francés en favor del pretendiente legitimista: Enrique, conde de Chambord.

El Parlamento Quebequense le asignó a la nueva familia real el territorio usufructuario de la Isla del Cabo Bretón en la provincia de Nueva Escocia, y respetando otra de las condiciones impuestas por el Gobierno británico para apoyar la monarquía, tomaron ese nombre para renombrar su dinastía como Casa de Breton, ya que además el topónimo estaba relacionado con el territorio francés de Bretaña.

Llegada a Quebec Editar

Palacio de Montcalm 01

Palais de Montcalm.

Felipe, su madre y su hermano Roberto se embarcaron con rumbo a América el 16 de mayo de 1852, llegando a Quebec el 11 de junio y estableciéndose en la Citadelle House, una antigua barraca construida en 1830 por el ejército británico dentro de la fortaleza llamada Ciudadela de Quebec, y elegantemente adecuada para la llegada de la familia real.

El 14 de junio, tres días después de su llegada al país, el Parlamento procedió a tomar juramento al adolescente Felipe y a su madre, nombrándolos Rey y Regente respectivamente. La ceremonia de coronación tendría lugar diez días más tarde, el 24 de junio, en la Catedral de Notre-Dame de Quebec.

En 1854 el Gobierno quebequense asignó una partida para la construcción de una residencia más acorde al rango de la familia, construyendo el Palacio de Montcalm en el centro de la ciudad de Quebec, donde la Princesa regente ofrecía grandes y lujosas fiestas al mejor estilo francés, convirtiéndose en el centro de la alta sociedad del país.

Matrimonio y descendencia Editar

María Isabel de Orleans-Borbón, reina de Quebec

María Isabel de Ecuador, reina consorte de Quebec.

El 30 de junio de 1864 contrajo matrimonio con su prima, la princesa María Isabel de Orleans-Borbón, primogénita de su tío Antonio I de Ecuador, con quien tuvo ocho hijos, seis de los cuales llegarían a la edad adulta:

Castillo de Desjardins 01

Chateau des Desjardins.

En 1865, poco menos de un año después de la boda, se inició la construcción del Castillo de Desjardins, ubicado en el distrito homónimo de la ciudad de Quebec, cruzando el río San Lorenzo. Fue concebido como una residencia de fin de semana alejada de la ciudad, buscando parecerse a los grandes chateaus franceses del siglo XVIII que, con el tiempo, se convirtió en la residencia efectiva de la familia real quebequense hasta la actualidad.

Reinado Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.