FANDOM


Aviso Importante La información de esta página es parte de una historia ucrónica, por favor, no la tomes en serio ni la uses como referencia. Si quieres conocer la realidad, visita el artículo correspondiente en Wikipedia.

Fernando María de Orleans-Borbón (circa 1872)

El príncipe Fernando de Azuay, alrededor de 1870.

Fernando de Orleans-Borbón (Pomasqui, 29 de mayo de 1859 - Quito, 3 de diciembre de 1873) fue un príncipe ecuatoriano, heredero presunto de la corona de su país hasta el día de su inesperado fallecimiento a los catorce años de edad, por lo que ostentaba el título de Príncipe de Azuay.

Biografía Editar

Fernando María Felipe de Orleans-Borbón nació el 29 de mayo de 1859 en la Hacienda Pusuquí del poblado de Pomasqui, vecino a Quito por el norte. Fue el quinto hijo y primer varón de los reyes Antonio I de Ecuador y Luisa Fernanda de Borbón, por lo que al nacer desplazó a su hermana María Isabel como heredero de la Corona, pasando a ostentar el título de Príncipe de Azuay.

Fue cuidadosamente educado por Antoine de Latour, quien había sido preceptor del Rey y ahora lo era de los Príncipes. Destacó en muchos ámbitos de estudio y mostraba genuino interés por su papel como futuro monarca, lo que llenaba de orgullo a sus padres, que pronto lo volvieron el favorito de sus hijos.

A los 14 años el príncipe contrajo el virus de la viruela, ocasionando un estado de alarma en toda la familia real, pues los médicos no permitieron el contacto del niño con sus padres o hermanos. El Príncipe fue trasladado a una casa de hacienda al norte de la ciudad, aislada para evitar el contagio, mientras en Palacio y las iglesias de la ciudad se mantenían vigilias de oración.

Finalmente, después de tres semanas de fallidos intentos para salvarlo, el 3 de diciembre de 1873 el adolescente Príncipe de Azuay falleció de un paro cardiorespiratorio consecuente de la enfermedad. Su muerte, largamente llorada por los Reyes y sus hermanos, fue sentida también por todo el país. La velación se llevó a cabo de acuerdo al protocolo en la recién terminada Basílica del Sagrado Corazón, y sus restos fueron enterrados en la Cripta real del mismo templo.

El príncipe Antonio se convirtió de manera automática en el heredero de la Corona, aunque su investidura como Príncipe de Azuay tendría lugar varios años más tarde.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.