FANDOM


Aviso Importante La información de esta página es parte de una historia ucrónica, por favor, no la tomes en serio ni la uses como referencia. Si quieres conocer la realidad, visita el artículo correspondiente en Wikipedia.

Isidro Ayora Cueva

El ministro Ayora.

Isidro Ayora Cueva (Loja, 31 de agosto de 1879 - Los Ángeles, 22 de marzo de 1978), I barón de Mederi, fue un médico y político ecuatoriano, elegido como el décimoséptimo primer ministro de su país, cargo que ejerció por dos periodos consecutivos entre 1924 y 1932.

Biografía Editar

Isidro Ramón Antonio Ayora Cueva nació el 31 de agosto de 1879 en la ciudad de Loja, hijo del Dr. Benjamín Ayora Armijos y su esposa, Beatriz Cueva Betancourt. Estudió la primaria en la Esvuela Católica de La Salle, mientras que la secundaria en el Colegio Bernardo Valdivieso. Posteriormente viajó a Quito y se inscribió en la Universidad Pública, de donde se graduó como médico cirujano a los 26 años. Con la ayuda de su tío Manuel Benigno Cueva obtuvo una beca de postgrado en Alemania, donde permaneció cuatro años hasta 1909.

De regreso en Quito fundó la Clínica Quirúrgica Ayora, enseñó obstetricia en la Universidad Pública de Quito, lo que en pocos años le llevaría a dirigir la Maternidad que hoy lleva su nombre. En 1918 fundó y dirigió la Escuela de Enfermeras, creó la primera Casa Cuna, dirigió los hospitales San Juan de Dios y Civil, ocupó el decanato de Medicina y el rectorado de la Universidad Pública.

Matrimonio y descendenciaEditar

El 17 de julio de 1917 contrajo matrimonio con Laura Carbo Núñez, una aristócrata guayaquileña de orígenes dauleños y quiteños. Mujer de piel muy blanca, Laura sucumbió a la tentación de llamar "indio" a su esposo en alguna pelea marital, lo que provocó que la pareja se separe por algún tiempo. La pareja tuvo tres hijos:

  • José María Ayora y Carbo, II barón de Mederi
  • Isidro Ayora y Carbo
  • Laura María Ayora y Carbo

Carrera políticaEditar

Su impecable trayectoria profesional le valio fama nacional, y era especialmente conocido en su natal provincia de Loja, a la que representó en la Cámara de Diputados en dos periodos legislativos consecutivos, la primera entre 1916 y 1920, y nuevamente entre 1920 y 1922; además participó en la Asamblea Constituyente de 1920.

Tras el derrocamiento del primer ministro socialista José Manuel Lasso de la Vega y la conformación de la Junta Suprema Militar de 1922, Ayora fue llamado para dirigir el Ministerio de Salubridad Pública.

Fundación del Partido ProgresistaEditar

A mediados de 1923 Ayora renunció al cargo de ministro de Salubridad Pública que venía ejerciendo por un año en el gobierno de transición de la Junta Suprema Militar de 1922. La decisión fue tomada para fundar el Partido Progresista junto a Neptalí Bonifaz y Ascázubi y Miguel Ángel Albornoz y Tabares, y así participar en las elecciones parlamentarias de ese año.

La idea del progresismo ayorista fue aglutinar a los políticos de centro y centroizquierda, que se hallaban perdidos tras las debacles de los partidos Liberal y Partido Orleanista. Mientras que su filosofía era la de llevar al país a dar un nuevo salto a la modernidad, olvidando el socialismo y reemplazándolo por una política de igualdad social sin los peligrosos tintes comunistas.

Finalmente los socialistas no lograron superar el 6% de los escaños parlamentarios, siendo principal triunfador el PPE, lo que significó el ascenso de su líder Isidro Ayora al Primer Ministerio. Siguiendo el protocolo, fue elegido y juramentada como Jefe de Gobierno en la primera sesión de la nueva legislatura, el lunes 4 de febrero de 1924, al día siguiente se presentó ante al rey Antonio II, quien le dio el beneplácito para comenzar su jefatura de Gobierno de manera inmediata.

Gobierno del Primer Ministerio Editar

Ayora comenzó su Gobierno con una propuesta de cambios que necesitaba la nación para recuperar el cause político y social tras la cuasi revolución socialista, cuyos adeptos aún no habían sido controlados del todo. Para ello se convocó a una gran mesa de diálogo con distintos sectores que buscarían establecer las directrices sociales y, en particular, de la situación económica.

Reestructuración económicaEditar

El ministro de Hacienda, Humberto Albornoz y Sánchez, acogió el análisis del sector bancario como principal causa de la crisis al excesivo gasto del Gobierno y las crisis del Gran Cacao y del Caucho, que mermaron ambas producciones desde 1914, recomendando suprimir estas causas, fortalecer la moneda y convocar a una misión extranjera para asesorar en asuntos financieros.

Ayora y el Rey iniciaron negociaciones con Kemmerer, profesor de la Universidad de Princeton que gozaba de fama internacional, ya que había trabajado para Filipinas, Egipto, India, Puerto Rico, Alemania, México, Guatemala, Colombia, Polonia, Unión Sudafricana y Chile. Este presentó al Gobierno las leyes monetaria, general bancaria, de regulación de los contratos de préstamos sobre tierras, de presupuesto, de reestructuración de la contabilidad del Estado y de creación de la Contraloría General, de revisión del impuesto a la renta, de revisión de la administración de aduanas, y de revisión de los derechos sobre exportación de tagua y de la explotación de petróleo.

La misión formada por el economista estadounidense, en la que también participaban los ambateños Humberto Albornoz Sánchez y Miguel Ángel Albornoz Tabares, ministros de Hacienda y Fomento respectivamente, presentó también reformas al Código Penal en puntos de falsificación y circulación de cheques fraudulentos, reformas a los artículos de la Constitución que estaban en conflicto con las leyes propuestas, y enmiendas al Código de Procedimiento Civil y a la Ley Orgánica del Poder Judicial.

En 1925 se fundó la Superintendencia de Bancos y la Caja de Pensiones de Empleados, lo que causó un considerable aumento del aparato burocrático. Se estableció de manera definitiva la autonomía universitaria, implantó la cédula de identificación ciudadana, reguló los alquileres de viviendas y aumentó el impuesto a las herencias. Instituyó el Ministerio de Obras Públicas e inauguró el Aeropuerto Internacional de Quito, obra que llevaba construyéndose desde 1923.

En 1923 comenzó la explotación petrolera en los abundantes yacimientos que fueron encontrados en la región amazónica ecuatoriana por la Anglo-French Oil Company, de capitales ingleses y franceses que andaban en busca de un proveedor más barato que Rusia, país que lideraba la producción mundial en aquella época y que además se encontraba en manos del comunismo.

Para 1926 el Gobierno inició la construcción del Ferrocarril de Galeras entre las ciudades de Esmeraldas y Chamangá, desde donde se conectaría con el sistema ferroviario costero de Guayas, la obra fue concluida en 1929. Al año siguiente arrancaron los trabajos para el Ferrocarril de Ancón, entre San Lorenzo y Tumaco, que fue inaugurado en 1931.

La Gran Depresión Editar

En 1929 Ayora debió hacer frente a la llamada Gran Depresión, una crisis financiera mundial que se prolongó a lo largo de la década de 1930 y causó la recesión en la economía de todos los países. Su inicio tuvo lugar con la caída de la bolsa de New York el 29 de octubre de ese año, y pese a los esfuerzos de los políticos estadounidenses, tuvo un efecto dominó en todas las naciones.

Pese a que Ecuador también se consideró afectado por la crisis mundial, sus efectos no fueron tan devastadores justamente por las políticas económicas del ayorismo, que estaban planificadas para el despegue inmediato de los ingresos del país, pero que en todo caso sirvieron para mantenerlos estables y no caer en las grandes depresiones de los países vecinos.

Para hacer mejor frente a la crisis, al igual que muchos países industrializados, Ecuador tomó la arriesgada decisión de abandonar el patrón oro en 1931. La flotación del sucre fue acompañado de la concesión de crédito barato y el proteccionismo de sus industrias. Las posibilidades de acceso a préstamos a bajo costo fue uno de los factores que contribuyó a impulsar el mercado de la construcción, siendo el responsable, además, del crecimiento urbano de muchas ciudades.

Por otro lado, el establecimiento de una política arancelaria dio por finalizado un período de casi noventa años de libre comercio, con la importante consecuencia de colocar al mercado interno como motor del crecimiento. Este rasgo se vinculaba con la pérdida de competitividad de los productos ecuatorianos y con las posibilidades de expansión del consumo de masas que se desarrollaría plenamente en la posguerra.

Si bien la economía ecuatoriana experimentó una recuperación más prolongada y sostenida que la del resto de los países industriales, hubo dos aspectos negativos importantes: el alto desempleo y la concentración empresarial producto del proteccionismo y la preferencia nacional.

La industria petrolera Editar

Igualmente, para la década de 1930 el petróleo de la región amazónica ya se había convertido en la principal fuente de ingresos no industriales de Ecuador, y atrajo a otros inversores como la norteamericana Chevron (1926) y la local Amazonoil (1928). Así mismo generó gran prosperidad a ciudades San Antonio del Coca, Archidona, Lago Agrio y Puyo, además de que se propició la fundación de poblaciones que crecerían de manera muy rápida, como Luisania, Trompeteros y Antoniopolis.

En 1931 se creó la estatal CEPE, que junto a las otras empresas presentes en el país construyó el Oleoducto Transecuatoriano (1933) entre las ciudades de Iquitos y Esmeraldas, en donde al año siguiente se inauguró la Refinería Ecuatoriana del Pacífico. Esto le permitió al país alcanzar niveles de producción tan altos como para posicionarse en el sexto lugar del mundo tras Rusia, Texas, Irán, Zulia y Estados Unidos.

Gabinete Editar

Ministerio de Defensa

Ministerio de Relaciones Exteriores

  • Homero Viteri Lafronte (1924-1928)
  • (1928-1932)

Ministerio de Economía

  • Humberto Albornoz y Sánchez (1924-1932)

Ministerio del Interior

Ministerio de Fomento

Ministerio de Educación

Ministerio de Salud

  • (1924-1928)
  • (1928-1932)

Ministerio de Obras Públicas

  • Alfredo Espinosa Palacios (1924-1932)

Vida posterior Editar

Después de terminado su periodo al frente del Primer Ministerio, la gran labor democrática y económica de Ayora fue reconocida por el rey Alfonso I, que en 1934 le otorgó el título de Barón de Mederi, para él y sus descendientes.

Inmediatamente después de salir Del Ejido, volvió al ejercicio de la medicina en la exitosa Clínica Quirúrgica Ayora, además de dedicarse a la agricultura en sus propiedades de la provincia de Loja. Cofundó la Asociación Ganadera Holstein Friesian, residió por seis años en los Estados Unidos y, en 1957, volvió a dirigir la Maternidad que hoy lleva su nombre en la ciudad de Quito. En 1966 se retiró de la actividad profesional.

Solía cuidarse física y mentalmente con el ejercicio moderado, la afición a la jardinería y con una sabiduría interior que se manifestaba en la concentración en el trabajo, en el sosiego emocional y en el servicio a los demás. Murió en la ciudad de Los Ángeles, California, el 22 de marzo de 1978. Fue el más longevo de todos los Jefes de Gobierno de Ecuador y uno de los más lúcidos también, conservando este rasgo hasta el último de sus días.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.