FANDOM


Aviso Importante La información de esta página es parte de una historia ucrónica, por favor, no la tomes en serio ni la uses como referencia. Si quieres conocer la realidad, visita el artículo correspondiente en Wikipedia.

Juan Antonio de Urbiztondo

El general y marqués de Urbiztondo, (1855).

Juan Antonio de Urbiztondo y Eguía (San Sebastián, 7 de enero de 1803 - Quito, 26 de abril de 1867) fue un militar español que tras la instauración del régimen monárquico en Ecuador sirvió en el Ejército de ese país, destacando como el más grande general de su época y reformador de la Escuela Militar de Quito. Fue ennoblecido con el título de Marqués de Urbiztondo y condecorado con la gran cruz de la Orden Nacional del Cóndor.

Biografía Editar

Proveniente de una prominente familia de la nobleza vasca, Juan Antonio de Urbiztondo y Eguía nació el 7 de enero de 1803 en la ciudad de San Sebastián, en donde estudió sus primeras letras. Fue hijo del general vasco Antonio de Urbistondo y Carreras, fallecido en 1810 durante el Sitio de Cádiz cuando el niño contaba con tan solo siete años de edad.

En 1814 ingresó como caballero paje del rey Fernando VII, en cuya Real Casa permaneció hasta 1819, cuando obtuvo una asignación de ochocientos ducados anuales para el Colegio de San Bartolomé y Santiago en Granada, en teoría para emprender la carrera eclesiástica, pero en realidad para no separarse de la hija del general Francisco de Eguía, que había sido nombrado capitán general de Granada, y con la que acabó contrayendo matrimonio.

Proclamada la Constitución en 1820, Urbiztondo acompañó al general Eguía a Durango, habiendo previamente obtenido licencia del Monarca para efectuar sus estudios en la Universidad de Oñate. En abril de 1821 encabezó la sublevación realista en Vizcaya, haciéndose fuerte con sus hombres en Salvatierra, donde hubo de capitular el día 24 ante el general López Baños.

Confinado a Oñate, en 1822 logró fugarse a Francia para reunirse nuevamente con el general Eguía, que le empleó en la secretaría de la Junta realista que se organizaba en Bayona. En junio, se incorporó como capitán a las tropas del general Quesada, que hacían la guerra en Navarra, distinguiéndose en varias acciones y siendo ascendido a teniente coronel en agosto. En 1825, se hizo cargo de la defensa del general Capape, consiguiendo su absolución a cambio de que pasara un año de prisión en el Castillo de las Peñas de San Pedro.

Fue puesto al frente del segundo batallón de voluntarios realistas de Madrid, y destinado a la inspección general de dicho cuerpo en abril de 1826, época en la que contrajo matrimonio con la hija del general Eguía. En 1827 obtuvo el grado de teniente coronel pues no se le había reconocido el otorgado durante la campaña realista, en 1831 pasó al regimiento de Zamora con grado de coronel, y en 1833 al de Navarra.

Matrimonio y descendencia Editar

En 1826 contrajo matrimonio en Madrid con su prima tercera Francisca de Eguía Zayas, originaria de Huesca e hija de su mentor militar, el general Francisco de Eguía. La pareja tuvo una sola hija:

  • María del Pilar de Urbiztondo y Eguía (1829-1893), II marquesa de Urbiztondo. Casada en 1848 con Joaquín de Mancheno y Maldonado (1806-1878), V marqués de Lises. Tuvieron dos hijos:
    • Joaquín Antonio Mancheno de Urbiztondo (1849-1918), VI marqués de Lises y III de Urbiztondo.
    • Francisca de Asís Mancheno de Urbiztondo (1853-1924).

Carrera militar Editar

Carlismo Editar

En 1833 fue hecho prisionero en Mérida por su vinculación a la causa carlista, pero consiguió escapar y pasó a Portugal, donde se encontraba el séquito del infante don Carlos. Acompañó al mismo hasta Inglaterra con la intención de pasar después al ejército del Norte, pero fue capturado, hecho prisionero y deportado a Puerto Rico. De nuevo pudo escapar y regresar a España en 1836, incorporándose a las tropas carlistas con el cargo de brigadier.

Ocupó el puesto de segundo Jefe de Estado Mayor, y más tarde fue nombrado comandante general del Ejército de Cataluña. Después regresó al Norte y fue partidario del Convenio de Vergara, rompiendo con la causa del infante Carlos y recibiendo el mando de los antiguos batallones carlistas que se integraron al ejército de Espartero, que combatió a Ramón Cabrera.

Tuvo una participación activa en el fracasado pronunciamiento de 1841, que intentó acabar con la Regencia de Espartero, teniendo que huir a Francia auspiciado por la exiliada reina madre, María Cristina de Borbón-Dos Sicilias, donde permaneció hasta el indulto de 1843. A su regreso a España fue nombrado comandante general de Vizcaya, y en 1846 capitán general de Vascongadas, donde además ascendió a teniente general.

Establecimiento en Ecuador Editar

En octubre de 1846 conoció al general americano Juan José Flores, que buscaba instaurar una monarquía en Ecuador mediante una expedición militar auspiciada por los reyes de España y Francia, y que se preparaba en Durango. Por sus vínculos con la Reina madre, así como sus innegables habilidades bélicas, terminó uniéndose al proyecto y fue nombrado Jefe del Estado Mayor. Luego de llegar al país sudamericano a inicios de 1847, destacaría en las batallas que colocaron en el trono a Antonio de Orleans y Luisa Fernanda de Borbón, siendo reconocido en 1848 con el título de Conde de Urbiztondo y la condecoración de la Orden Nacional del Cóndor en el grado gran cruz.

Decidió establecerse en el país sudamericano y mandó a traer a su familia, que llegó en 1851 para habitar una casa refaccionada en la ciudad de Quito. Su carrera militar fue inmejorable, convirtiéndose de inmediato en uno de los principales líderes del Ejército ecuatoriano, al que entrenó y modernizó a la usanza europea en la Escuela Militar, cuya reforma y dirección se le encomendó junto con otros generales, como el francés Gérard Thierry y el también español José Agustín de Argüelles.

En 1851 se le encargó la dirección de las tropas ecuatorianas durante la Guerra de Pasto contra la República de la Nueva Granada, conflicto en el que trabajó junto al joven pillareño José María Urbina como su segundo al mando, y el neogranadino disidente Julio Arboleda. Por su acertada campaña militar, que terminó sellando la adhesión de la actual provincia de Mira y el establecimiento definitivo de los límites al norte, el Rey lo premió ascendiendo su título condal al de Marqués de Urbiztondo.

Entre 1852 y 1856 ejerció nuevamente el cargo de Jefe del Estado Mayor del Ejército ecuatoriano. En 1855 volvió a liderar el Ejército ecuatoriano durante la Primera Guerra ecuatoriano-peruana, logrando un contundente triunfo que consagró al país como una potencia militar de la región. Su dirección de la estrategia le significó un nuevo reconocimiento del Rey, esta vez el ascenso de su grado en la Orden del Cóndor al de gran collar, el más alto al que se podía aspirar.

Vida posterior Editar

La Primera Guerra ecuatoriano-peruana se convirtió en su última actuación militar, pues inmediatamente después se retiró a su vida privada, administrando las propiedades que se le habían entregado en las provincias de Esmeraldas y Mira, donde se convirtió en uno de los primeros hacendados en sembrar cacao.

Con una economía enrumbada hacia la creación de una gran fortuna que aseguraría el futuro de sus descendientes, Juan Antonio de Urbiztondo falleció en su casa de la ciudad de Quito el 26 de abril de 1867, a los 64 años de edad. Sus funerales se llevaron a cabo con toda la solemnidad que le merecía haber sido el más grande militar del Ejército ecuatoriano, una leyenda militar y un próspero hombre de negocios. Fue velado en la Catedral y sepultado en las catacumbas del mismo templo, donde había adquirido varios espacios para él y su familia.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.