FANDOM


Aviso Importante La información de esta página es parte de una historia ucrónica, por favor, no la tomes en serio ni la uses como referencia. Si quieres conocer la realidad, visita el artículo correspondiente en Wikipedia.
Luisiana
Nombre oficial: Reino de Luisiana
Bandera de Luisiana
Bandera
Escudo de Armas de Luisiana
Escudo
Mapa de Luisiana en Norteamérica
Ubicación de Luisiana
Lema: Union, Justice et Confiance
(en francés «Unión, Justicia y Confianza»)
Himno nacional: Le Roi Nous Protège
(en francés «El Rey Nos Protege»)
Gobierno
Capital:
 • Población:
Nueva Orleans
1.235.650 (met)
Idioma oficial:francés
Forma de gobierno:Monarquía constitucional
Legislativo:Asamblea Nacional
ReyAlejandro I de Luisiana
Primer MinistroJohn Leigh Dardenne
Características Generales
Superficie:1.123.261 km²
Población
 • Densidad
25.571.882 hab
22,76 hab/km²
Moneda:dólar luisiano
Gentilicio:luisiano(a)
Horario:UTC -6

El Reino de Luisiana es una nación independiente de Norteamérica, ubicada al centro-norte del Golfo de México. Su forma de gobierno es la Monarquía constitucional, en la que el poder ejecutivo es compartido por el Rey de la Casa de Bonaparte-Luisiana, que es el Jefe de Estado; y por el Primer Ministro elegido cada cuatro años, que ostenta la jefatura de Gobierno.

Constituye el décimo país más extenso y poblado de América. Luisiana es la onceava economía continental más grande y la vigésimo-cuarta del mundo; además, su renta per cápita se ubica en el vigésimo-tercero lugar americano y 65 a nivel global. En cuanto a educación ocupa el cuarto lugar del continente en niveles básico y medio.

Historia Editar

Época colonial Editar

En 1803 la Luisiana era un territorio de aproximadamente dos millones de kilómetros cuadrados, que lindaba al norte con las posesiones británicas, al este con el río Misisipi y al sur y oeste con los territorios de España. Estaba poblada por alrededor de 35.000 personas, la tercera parte de ellas concentradas en la ciudad de Nueva Orleans.

Francia tenía prisa por deshacerse de esta colonia que había obtenido sólo dos años atrás por medio del Tratado de Retrocesión con España, que obligaba a la segunda a devolver el territorio adquirido tras la Guerra de los siete años), ya que la rica colonia de Haití había declarado su independencia, por lo cual la Luisiana había perdido su interés estratégico para los franceses.

Intento de compra Editar

En 1803 el presidente estadounidense Thomas Jefferson propone a Napoleón Bonaparte, entonces Primer Cónsul  francés, la compra de los 2'144.476 km² que constituían la Luisiana francesa a un precio de 7 centavos por hectárea, es decir un total de 15 millones de dólares u 80 millones de francos franceses.

La compra era importante para la presidencia de Jefferson porque no le gustaba la idea de que Francia y España tuvieran el poder de bloquear el acceso de comerciantes estadounidenses al puerto de Nueva Orleans. Además, consideraba importante controlar la navegación sobre el río Misisipi, que constituía la frontera entre su nación y el territorio francés.

La coherencia de los principios de Jefferson fue duramente cuestionada a causa de su estricta interpretación de la Constitución, muchos veían que se comportaba de forma hipócrita, haciendo algo que habría criticado de haberlo hecho Alexander Hamilton. Los Federalistas se opusieron de forma férrea a la adquisición, apoyando establecer relaciones más estrechas con Gran Bretaña frente a Francia. Según ellos la compra era inconstitucional y creían que Estados Unidos iba a pagar una gran cantidad de dinero sólo para declarar la guerra a España.

Los federalistas temían que el poder político de los estados de la costa este fuese amenazado por los nuevos ciudadanos del oeste, produciéndose un conflicto entre los banqueros de Nueva Inglaterra y la población de las granjas del oeste. Además se temía que los nuevos estados esclavistas que surgieran aumentasen la tensión entre el norte y el sur.

Al final la Cámara de Representantes también se unió a la tesis contra la compra y el líder de la mayoría, John Randolph, lideró la oposición hasta que se realizó una votación que negó el proyecto de Jefferson por un estrecho margen (59-57).

Independencia Editar

Una vez caídas las negociaciones con Estados Unidos, el Gobierno civil francés que presidía Napoleón Bonaparte se transformó en monarquía con la declaración del Imperio el 28 de mayo de 1804. Francia decidió deshacerse de la carga que representaba Luisiana tras la independencia de Haití, especialmente a partir de 1805, cuando las guerras contra otras naciones europeas escalaron.

El 27 de agosto de 1805 Napoleón declaró la independencia pacífica de Luisiana, separándola de las posesiones francesas y organizando la nueva nación como una monarquía, nombró rey a su hermano Luciano y lo embarcó a América el 14 de marzo de 1806. El territorio que llegó a gobernar abarcaba desde el Golfo de México hasta la frontera con las colonias inglesas de Canadá, y tenía una población de 50.000 habitantes.

La consolidación de la Independencia luisiana y su exitoso mentenimiento se debieron en gran parte al gran ejército de casi seis mil soldados franceses que llegaron con el monarca en 1806, conocida como la Legión Francesa de América. Este gran aparataje militar extranjero fue bien aprovechado por el Gobierno para preparar su propio ejército local y así defender el territorio de las pretensiones expansionistas de los Estados Unidos y España, esta última a través del Virreinato de México.

A partir de 1812 la la Legión Francesa comenzó su retirada del país, pues Napoleón ordenó su regreso para enfrentar el inicio de la gran debacle que vivía su propio Imperio europeo, aunque al final no podría salvarlo del fin, que se concretó en 1815.

Primeros años Editar

Si bien la política española de facilitar la migración europea había aumentado la población en un 500% entre 1764 y 1803, cuando el territorio fue la Gobernación de Luisiana española, la economía de estos nuevos pobladores se vieron frenados por la política de monopolio por parte de la metrópoli. Tras la Independencia esto cambió pues se pudo comerciar libremente por primera vez, lo que no solo levantó la economía, sino que atrajo a nuevos migrantes.

Parte de estos migrantes llegarían desde la colonia francesa de Haití, que se había independizado unos meses antes. Igualmente llegaron esclavos libertos y, en 1809, algunos españoles de la Capitanía General de Cuba.

Nueva Orleans se convirtió en el principal puerto del norte del Golfo de México, creando rutas comerciales marítimas a distintos puntos de Europa, que en ese momento estaba dominada por Napoleón, hermano del rey luisiano. La ciudad de San Luis, en la Alta Luisiana, se convirtió también en una importante ruta comercial terrestre gracias a la Senda de Oregón y el Camino de Santa Fe, que debían usar los estadounidenses para llegar al Océano Pacífico y México.

En 1811 tuvo lugar la Revolución de la Costa Alemana, una revuelta de alrededor de 500 esclavos que se alzaron a las afueras de la capital, al otro lado del río Mississipi, y marcharon hasta las puertas de Nueva Orleans. La asonada tomó por sorpresa a las autoridades y fue la causa de que el Rey aumentara la represión contra los esclavos.

Con el crecimiento de la población en el noroeste y extremo sur de Estados Unidos, durante las primeras décadas del siglo XIX, los productos de los nuevos territorios eran transportados por el río Misisipi y embarcados en Nueva Orleans hacia el exterior, lo que lo volvió un puerto estratégico y aceleró su proceso de crecimiento demográfico. La agricultura en el país, que al inicio era fundamentalmente de tabaco y azúcar, se fue diversificando a medida que aparecían las plantaciones del interior, en donde se cultivaba trigo, soja, arroz, maíz, y se pastoreaba ganado para la exportación de carne.

Entre 1821 y 1824 tuvo lugar la Guerra Luisiano-Estadounidense, cuyo resultado fue la firma del Tratado de Nebraska, en el que Luisiana cedía a Estados Unidos más de la mitad de su territorio interior-norte, incluyendo los actuales estados de Iowa, Nebraska, Minnesota, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Wyoming, Montana y Idaho.

Época dorada Editar

Para 1840 Nueva Orleans se había consolidado como uno de los principales puertos de mercancías en América, tanto de exportación como importación; así mismo era la ciudad más poblada del sur del subcontinente norteamericano. Luisiana tenía un activo comercio de esclavos negros, que eran un pilar de la economía del país, sobre todo para las grandes plantaciones de tabaco, caña de azúcar y algodón que habían ido mudando de la zona del Golfo al interior del país.

Luisiana apoyó abiertamente la independencia de Federalia desde que inició el conflicto en 1861, siendo el primer país en ofrecerle reconocimiento como nueva nación, además de apoyar con recursos, armamento e incluso tropas. Estos actos fueron tomados como una afrenta directa por los Estados Unidos, país con el que los luisianos mantenían relaciones tensas desde la guerra de 1824 en la que perdieron la mitad norte de su territorio.

El monvimiento luisiano para la abolición de la esclavitud nació en las ciudades del norte, influenciado por las ideas provenientes de Estados Unidos, y tuvieron como su centro a San Luis. Las reformas en este sentido fueron lentas y tumultuosas, pero se logró los partidos políticos abolicionistas fueron aumentando su influencia y electorado durante las décadas de 1870 y 1880, logrando la abolición en abril de 1888.

A finales del siglo XIX el país vivió una nueva explosión demográfica concentrada sobre todo en las llanuras del interior del territorio, causada por el descubrimiento de yacimientos minerales, petroleros y de gas natural en las regiones central y norte del país, por lo que ciudades como San Luis, Tulsa y Cansas-ville triplicaron su población en un periodo de veinte años. La primera albergó además la Exposición Universal de San Luis en 1904.

Época moderna Editar

Al igual que todos los países del mundo, Luisiana se vio afectada con la Gran depresión del mercado financiero en 1929, y posteriormente la sequía de la Dust Bowl en la década de 1930, época en la que muchos campesinos migraron a California principalmente, aunque también hubo desplazamientos hacia Federalia, Estados Unidos y Texas. Para frenar esta situación se construyeron sistemas de control de inundaciones y más de 200 embalses.

Las mujeres luisianas obtuvieron el derecho al voto en 1935 y los negros en 1941, ambos considerados grandes logros sociales en medio de una época de dura recesión financiera. La economía mejoró durante la Segunda Guerra Mundial, pues se creó una gran demanda de sus productos primarios, tanto mineros como agropecuarios, aunque ello no detuvo el proceso de migración hacia las ciudades causado por la sequía, y al final de la década de 1950 más de la mitad de la población del país vivía en áreas urbanas.

En agosto de 2005, los departamentos costeros de Bonapartia, Bayouterre, Calcasieaux y Pontchartrain sufrieron el azote del devastador huracán Katrina, que alcanzó la categoría 5 de la escala Saffir-Simpson y dejó especialmente afectados los alrededores de la zona metropolitana de Nueva Orleans. La primera ministra Kathleen Babineaux declaró el estado de emergencia al día siguiente.

Como consecuencia del desastre natural hubieron 1.833 muertos, y más de un millón de personas tuvieron que ser evacuadas por un largo periodo hacia los departamentos del interior del país. Mientras que por otro lado, las interrupciones de las importaciones y exportaciones, así como de las actividades de la industria petrolera, repercutieron en la economía luisiana.

División política Editar

Luisiana (mapa político)

División política de Luisiana.

Departamento Capital Superficie Población
01 Hauteplaines Saline 95.325 km²
02 Rougecollines Ouichita 38.821 km²
03 Oclahoma Oclahoma-ville 58.334 km²
04 Choctaerre Villeré 40.709 km²
05 Paysvert Tulsa 59.744 km²
06 Cansas Cansas-ville 53.427 km²
07 Haut Misisipi Colombie 86.959 km²
08 Osage Printempschamp 47.400 km²
09 Misuri San-Louis 28.712 km²
10 Derbigny Beauvais 45.662 km²
11 Ozarc Fayette-ville 57.694 km²
12 Arcansas Petit-Roche 37.948 km²
13 Ouachita Chaudbains 28.809 km²
14 Caddo Bossier 30.429 km²
15 Tensas Jaques-port 25.674 km²
16 Quisatchie Alexandria 30.281 km²
17 Calcasieaux Lac-port 18.827 km²
18 Bayouterre Lafayette 22.329 km²
19 Pontchartrain Baton-Rouge 26.054 km²
20 Bonapartia Nouvelle-Orléans 8.428 km²

Cultura Editar

La cultura luisiana se puede dividir en cuatro grandes corrientes: la Cajún de herencia predominantemente francesa y existente en los departamentos de Bayouterre, Porchtrain y Bonapartia; la Créole (criolla) de fuerte herencia africana, aunque también presenta tintes de mestizaje con los blancos en los departamentos del centro; la Aborígen, que corresponde a las tribus indígenas desplazadas hacia el norte; y los anglo-luisianos, que son la minoría más grande del país y han aportado con costumbres inglesas, federalesas y estadounidenses, sobre todo en los departamentos del norte.

La cocina luisiana es también una mezcla de todas estas corrientes culturales, estando fuertemente influenciada por la sazón africana, los ingredientes locales y la herencia francesa. Sus platos nacionales son el Gumbo y la Jambalaya, que se comen en todo el territorio, aunque nacieron en el sur; mientras que en el norte son más comunes los platos a bases de granos y harinas, en particular los panes y arroces.

Los mayores representantes de la literatura luisiana son los novelistas Truman Capote, que escribió Desayuno en Tiffany's (1958) y A sangre fría (1966), así como su amiga personal Anne Rice, autora de la colección Crónicas vampíricas (1976-2018). Ambos ganadores del Premio Pulitzer, sus carreras despegaron después de su internacionalización en países de habla inglesa como Estados Unidos y Federalia.

La industria fílmica luisiana está dirigida especialmente al consumo local o a países francófonos, aunque eventualmente ha tenido algunos éxitos internacionales como Magnolias de acero (1989), Fantasmas del Mississippi (1996), El Bayou de Eva (1997), e Historias de Disparos (2008).

El país es la cuna de la música jazz, cuyos orígenes se encuentran en la cultura africana de la capital. Usualmente los músicos luisianos contemporáneos optan por interpretar sus canciones en inglés para poder internacionalizarse, y gracias a ello muchos han tenido un éxito abrumador en el mercado mundial, como la banda de rock The All-Louisianais Rejects, el rapero Lil Wayne y la estrella mundial del pop Britney Spears.

Reyes de Luisiana Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.