FANDOM


Aviso Importante La información de esta página es parte de una historia ucrónica, por favor, no la tomes en serio ni la uses como referencia. Si quieres conocer la realidad, visita el artículo correspondiente en Wikipedia.

906959

El Museo Ferroviario de Ecuador (2019).

El Museo Ferroviario de Ecuador, a menudo llamado también Antigua Estación Central, es un complejo cultural de tipo museológico en la ciudad de Quito, que muestra la historia del sistema ferroviario ecuatoriano entre las décadas de 1850 y 1970. Se ubica en el sector de Ferroviaria del distrito de Chimbacalle, sobre la avenida Pedro Vicente Maldonado.

El museo posee en exhibición las primeras locomotoras llegadas al país, así como uniformes de los maquinistas, aparatos tecnológicos que se usaba en la época, fotografías, pinturas, documentos de archivo y, por supuesto el escenario mismo de la primera estación de trenes de la ciudad, que es a su vez la sede del organismo.

Historia Editar

El complejo fue diseñado y construido entre 1856 y 1858 por el arquitecto Juan Pablo Sanz como el destino final del Ferrocarril Transandino que unía el puerto de Guayaquil con la capital del país, y que se planificaba como el futuro punto de partida de las nuevas líneas de tren hacia otras regiones de Ecuador. Sin embargo, debido a la posterior construcción de la Estación La Pradera en la zona de homónima del norte de la ciudad, estos planes se vieron reducidos.

Para finales de la década de 1870, la estación había colapsado debido al crecimiento de la población y la gran demanda de usuarios que eso conllevaba para el pequeño edificio original, y pese a que se realizaron algunas ampliaciones, la poca facilidad del terreno para mantener una plataforma al mismo nivel llevó a las autoridades a construir una nueva y más grande terminal unos pocos metros hacia el sur, en los terrenos de la antigua Hacienda La Villaflora.

La nueva terminal comenzó sus operaciones el 10 de agosto de 1894, y desde entonces Chimbacalle entró en un periodo de inactvidad casi completa, con excepción de algunas oficinas que quedaron en el complejo. Poco más de una década más tarde, el Gobierno decidió recuperarla para convertirla en el Museo Ferroviario de Ecuador, que se mantiene hasta la actualidad.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.