FANDOM


Aviso Importante La información de esta página es parte de una historia ucrónica, por favor, no la tomes en serio ni la uses como referencia. Si quieres conocer la realidad, visita el artículo correspondiente en Wikipedia.

Pedro de Orleans-Braganza

Pedro III de Brasil, circa 1930.

Pedro de Orleans-Braganza (Río de Janeiro, 15 de octubre de 1875 - Petrópolis, 29 de enero de 1940) fue el príncipe heredero de Brasil hasta 1906, cuando tuvo que renunciar a ese derecho debido a su matrimonio morganático, siendo creado entonces duque de Mato Grosso. Fue además regente del Imperio entre 1923 y 1927, ejerciendo el cargo en nombre de su sobrino Pedro III.

Biografía Editar

Pedro de Alcántara Luis Felipe María Gastón Miguel Gabriel Rafael Gonzaga de Orleans y Braganza nació el 15 de octubre de 1875 en el Palacio Guanabara, residencia oficial de sus padres en la ciudad de Río de Janeiro. Fue el primogénito de tres hijos nacidos vivos del matrimonio de los príncipes imperiales, Isabel de Braganza y Gastón de Orleans, por lo que se le confirió de manera automática el título de Príncipe de Gran Pará.

Su madre Isabel, princesa heredera de Brasil, había demostrado dificultad para concebir hijos por largo tiempo después de haber contraído matrimonio con el Conde D'Eu, por lo que la situación de la sucesión de la Corona imperial se había vuelto tensa. Finalmente, tras una dilatada espera nacería Pedro, y más tarde sus dos hermanos menores: Luis Felipe y Antonio.

Los príncipes fueron educados en casa por los mejores preceptores del Imperio, encabezados por el Barón Ramiz. A la muerte de su abuelo en 1891, su madre se convirtió en Emperatriz de Brasil y el joven Pedro en Príncipe imperial, lo uqe le colocaba en el primer lugar de la línea de sucesión al trono.

Matrimonio y descendenciaEditar

Familia de Pedro de Orleans-Braganza

Familia de los Duques de Mato Grosso.

En 1906 Pedro decidió contraer matrimonio con la condesa checoslovaca Elisabeth Maria de Dobrženicz, proveniente de una antigua familia noble de Bohemia. La Emperatriz exigió entonces la renuncia de su hijo a la línea de sucesión, pues este matrimonio no cumplía con las expectativas que correspondía a un príncipe imperial, y consideraba de bajo rango a la familia de la novia. El 30 de octubre de ese año, Pedro hizo lo solicitado por su madre, renunciando a sus derechos al trono para él y su descendencia.

Consciente de que no podía dejar a su hijo sin un título, Isabel I nombró a Pedro y sus esposa como Duques de Mato Grosso, aunque le negó a la consorte el tratamiento de Alteza, permitiéndole usar únicamente el de Excelencia. La pareja se estableció en Río de Janeiro y de su enlace nacerían cinco hijos:

Regente del Imperio Editar

Posteriormente a su renuncia a la línea de sucesión, el Duque de Mato Grosso mantuvo una estrecha relación con el resto de la familia imperial y participaba de los actos privados de la misma. Por ello a nadie le resultó extraño que a la muerte de la emperatriz Isabel I en 1921, fuera él uno de los principales candidatos a ocupar la regencia del joven Pedro III, que contaba con solo doce años.

El Duque manifestó su deseo de que se respetara la Constitución y sea la princesa María Pía de Borbón-Dos Sicilias, madre del monarca, quien ejerza la regencia del Imperio, y así lo hizo durante poco más de un año. Sin embargo, tras experimentar una serie de obstáculos para los que no estaba preparada, en febrero de 1923 la Regente solicitó dejar el cargo para cedérselo a su cuñado, en quien confiaba de manera absoluta.

El Duque se encargaría eficientemente del Gobierno hasta el año 1927, cuando Pedro III cumplió las dieciocho años que lo convertían en mayor de edad y libre para tomar sus propias decisiones. Sin embargo, el Emperador mantuvo a su tío como principal consejero hasta la muerte del mismo en 1940.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.