FANDOM


Aviso Importante La información de esta página es parte de una historia ucrónica, por favor, no la tomes en serio ni la uses como referencia. Si quieres conocer la realidad, visita el artículo correspondiente en Wikipedia.

Wilma Andrade Muñoz

La diputada Andrade (2019).

Wilma Andrade Muñoz (Quito, 26 de agosto de 1956) es una política ecuatoriana, que desde 2015 ejerce como vicepresidenta de la Cámara del Congreso de su país, lo que la convierte en la tercera mujer en ocupar dicho cargo, después de Rosalía Arteaga e Ivonne Juez de Baki. Es además la actual líder del Partido Progresista, así como una abanderada del feminismo y la igualdad social.

Biografía Editar

Wilma Piedad Andrade Muñoz nació el 26 de agosto de 1956 en la ciudad de Quito, siendo la segunda de cuatro hijos habidos en el matrimonio conformado por Gonzalo Andrade Arteta y Piedad Muñoz. Estudió en el Colegio María Eufrasia, regentado por monjas católicas, del que se graduó para cursar la carrera de Auditoría en la Universidad Pública de Quito. Posteriormente se formaría también en Administración Pública, Gobernanza y Derecho laboral, todas en la misma UPQ.

Está casada con Marco Morales, con quien tiene tres hijos:

  • Marco Morales Andrade
  • Pablo Morales Andrade
  • Lorena Morales Andrade

Carrera políticaEditar

Después de iniciar su vida laboral en varias actividades de orden privado, en las elecciones seccionales de 1996 Andrade fue candidata a un puesto en el Concejo Metropolitano de Quito por el Partido Progresista, al que estaba afiliada desde 1988 y en el que había venido escalando dentro de la estructura administrativa. Tomó posesión del cargo en 1997 y su labor tuvo una buena acogida por parte de los quiteños, por lo que volvió a postularse en las elecciones de 2000, pero esta vez como la figura líder de la terna progresista de concejales, volviendo a ganar y siendo nombrada vicealcaldesa de la ciudad.

En las elecciones seccionales de 2004 los progresistas decidieron arriesgarse poniéndola a correr por la Alcaldía de Quito, ganando con amplia mayoría sobre los demás candidatos. Su labor como Alcaldesa destacó y tuvo eco a nivel nacional, elevándola a la par de las figuras más importantes y respetadas de su Partido, que por entonces era dirigido por Rosalía Arteaga, quien además se encontraba al frente del Primer Ministerio del país.

Un año después de terminar su alcaldía en 2009, Andrade fue llamada por la primera ministra Arteaga para reemplazar a Wilfrido Lucero en la dirección del Ministerio de Trabajo, en el que concretó la aprobación de varias leyes de igualdad laboral para mujeres, que habían permanecido represadas por más de dos años. Permaneció en el cargo hasta 2015.

En las elecciones parlamentarias de 2014 se candidatizó para una curul en la Cámara de Diputados por la provincia de Pichincha, misma que ganó. En 2018 Rosalía Arteaga renunciaba al liderazgo del partido para dar paso a nuevos nombres, aunque en las elecciones internas ganó Andrés Vallejo, que era el jefe del bloque parlamentario y ya había ocupado la presidencia de los progresistas entre 1997 y 2001.

Andrade se hizo nuevamente de una curul en las elecciones parlamentarias de 2018, pero durante este periodo comenzaron a verse varias diferencias ideológicas con Vallejo, que pese a ser la figuras más destacadas del partido, perdía adeptos por su resistencia a los cambios sociales y el relevo generacional en los cargos medios de su estructura.

Líder del Partido ProgresistaEditar

En 2017 Andrade se presentó a las elecciones internas del Partido Progresista como candidata al liderazgo del mismo, compitiendo con el entonces presidente Andrés Vallejo Arcos. Andrade representaba la evolución que necesitaba el movimiento para adaptarse a las nuevas realidades sociales, y esa fue precisamente su bandera durante la campaña; mientras que por el otro lado, Vallejo amparaba su candidatura en la firmeza de valores tradicionales que tanto éxito le habían traído desde su fundación, y que ya habían sido suficientemente revolucionadas por Arteaga en su momento.

Andrade se hizo con el liderazgo con un margen considerable de votos sobre Vallejo, y aunque no se trató de una victoria aplastante, sí fue suficiente para convertirse en la segunda mujer que lo lograba. En las elecciones de 2018 los progresistas se alzaron nuevamente como la segunda mayoría parlamentaria, lo que significó su continuidad en la Vicepresidencia del Congreso.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.